Venir para volver

En un período de seis años, desde el 2009 hasta el 2014, un total de 14.355 inmigrantes latinoamericanos han vuelto a sus países de origen con la ayuda económica del Gobierno de España. Son las cifras del llamado ‘Plan de retorno voluntario’, puesto en marcha, tal y como se conoce hoy en día, en el 2009 con la intención de prestar ayuda a inmigrantes en problemas y, a la vez, ayudar a vaciar las listas del paro. La cifra, sin embargo, es pequeña comparada con los millones de inmigrantes que han llegado a España en las últimas dos décadas, atraídos por el auge económico del país y los lazos lingüísticos y culturales respecto a sus antiguos hogares. En el año 2008, casi 3 millones de personas nacidas en Latinoamérica vivían en nuestro país. El estallido de la crisis, sin embargo, hizo cambiar la situación: en los últimos años son más los inmigrantes que se van que los que llegan.

El flujo de inmigración comenzó a ser muy fuerte a partir del 2000 y se mantuvo constante hasta 2008 y 2009, cuando empezó disminuir . La situación económica en España comenzó a empeorar, la burbuja inmobiliaria explotó y comenzó la crisis económica.

Esto provocó que España dejara de verse como un destino propicio donde encontrar mejores condiciones de trabajo y el flujo de inmigración comenzara a disminuir.
Evolución número de inmigrantes llegados desde Latinoamérica. Fuente:Portal de Inmigración-Ministerio de Empleo y Seguridad Social

 

Colombia y Ecuador han sido los principales emisores de inmigrantes a nuestro país, muy por encima de otras nacionalidades como Perú o Bolivia. En el descenso de llegadas de latinoamericanos a España a partir de 2009 destacan precisamente esos países: en 2008 vinieron 36.040 personas desde Colombia y 32.464 desde Ecuador, mucho mayor que la del años siguiente: desde Colombia llegaron 20.409 inmigrantes y desde Ecuador 13.512. La misma tendencia se observa atendiendo a los emigrados llegados desde Perú –vinieron 27.523 en 2008, y la cifra se redujo en 2009 hasta las 13.664 personas– y desde Bolivia –10.390 personas en 2008 y 5.872 en 2009,– según los datos proporcionados por el INE.

Entre 2008 y 2009 la inmigración latinoamericana empezó a disminuir

“Los bolivianos llegaron más tarde porque son más pobres y no pudieron venir antes. Suelen emigrar a Argentina, solamente los que tienen más dinero vienen aquí”, opina Beatriz Jiménez Blasco, experta en migraciones. La emigración desde América Latina disminuyó en general desde 2009, salvo en México y Nicaragua que se mantuvo estable. Honduras, Paraguay, Uruguay y Venezuela, en cambio, tuvieron un repunte en 2014.

Evolución de la inmigración latinoamericana a España por países. Fuente: INE y CEPAL

 

Del mismo modo que el número de personas que llegan a nuestro país ha ido disminuyendo, muchos latinos que agotaron todos sus recursos decidieron regresar a sus países por cuenta propia o acogiéndose a un programa de retorno voluntario. El programa de retorno voluntario, subvencionado con fondos procedentes de España y de la Unión Europea, facilita a personas en situación de vulnerabilidad volver a sus países, proporcionándoles, entre otras cosas, el billete de avión y ayuda económica. 

Mario Gómez solicitó una plaza para retornar a Honduras a través de este programa, tras casi un año viviendo en Madrid. Económicamente no le iba demasiado bien y la falta de su familia le impulsó a tomar esa decisión. Cambió de opinión gracias al coordinador social de la ONG a la que acudió, que le ayudó a valorar los pros y contras de volver. “Si me regreso, me voy a quedar con la duda de que pudo haber pasado si me hubiera quedado aquí”.

¿Qué es el retorno voluntario?

“Empezaron a subir mucho las tasas de paro y fue cuando se pensó, quizás equivocadamente, que si los inmigrantes retornaban se solucionaría este problema. Entonces se hicieron programas de retorno voluntario, sobre todo con países latinoamericanos, aunque luego se han incluido algunos países de otros continentes. Hubo un momento, en torno al año 2005-2006, que las colonias ecuatorianas y colombianas eran enormes. Creyeron que si se iban, el paro se reduciría” explica Beatriz.

“Me atrevería a decir que hay dos grupos de personas que se acogen al programa”, apunta Juan Carlos Durán, coordinador de la ONG Aculco, una de las que tramita estos programas. “Aquellas a las que les gusta España, se sienten adaptadas y si tuvieran trabajo se quedarían, pero a las que dadas las circunstancias no les queda otra que volver a su país; y aquellas que han agotado todos sus recursos aquí, que han vivido situaciones traumáticas y que por nada del mundo se quieren quedar. Cuando les hablas del compromiso de no retorno te dicen que no quieren volver a España”, asegura. “También hay personas que quieren volver a su país porque consideran que aquí ya vivieron su experiencia, aunque tienden a minoritarios, porque al tener recursos se lo pagan por sus propios medios” recalca. “Y por otro lado, hay que tener en cuenta a los retornados forzosos, gente en situación irregular que tienen una carta de expulsión. Ellos pueden acogerse al plan antes de que los deporten, ya que esta situación se considera de extrema vulnerabilidad”, añade.

Las personas que más han retornado a través del programa han sido bolivianos

El número de personas que han regresado a su país de origen tanto por sus propios medios como mediante el programa de retorno voluntario ha aumentado progresivamente desde 2009, exceptuando el año 2014, cuando se redujo. En 2009, primer año del que se tienen datos oficiales del programa, retornaron en total 110.258 personas, número que se elevó hasta 142.687 en 2013.

En 2014 la cifra de inmigrantes que volvieron a su país disminuyó hasta 89.405, debido a que menos personas regresaron por su cuenta, ya que el número de retornados a través del programa fue similar en 2013 y 2014.

Inmigrantes retornados por sus propios medios y mediante el programa de retorno voluntario. Fuente: INE y Portal de Inmigración-Ministerio de Empleo y Seguridad Social

 

Las nacionalidades predominantes de los retornados varían respecto al modo en el que han regresado. Los que lo han hecho por sus propios medios, entre 2009 y 2014, han sido mayoritariamente ecuatorianos, seguidos de bolivianos y colombianos. Sin embargo, esto cambia si atendemos a los que se han acogido al plan de retorno voluntario, que han sido  más bolivianos, argentinos y brasileños. La profesora Jiménez Blasco destaca del caso de los argentinos que pidieron el retorno voluntario, la peculiaridad de su situación: “Hubo una inmigración muy ligada a la dictadura militar hace años, que generalmente se han adaptado bien aquí y no han vuelto. Pero cuando se produjo el ‘corralito’, hubo una segunda oleada de argentinos que vinieron aquí y esos son los que han vuelto: vinieron por temas económicos en vez de políticos y posiblemente no se han adaptado tanto o no han encontrado trabajo”.

Es el caso de Yesenia y su marido Artemio, dos chilenos residentes en Argentina que decidieron emigrar a España en el año 2015. Un año y medio después, ante las dificultades, se plantearon volver: “Uno de los motivos por los que pensamos retornar fue la falta de trabajo. Además teniendo niños es todo más complicado. Pensábamos, ¿por qué estamos pasando necesidad aquí teniéndolo todo en Argentina?, admite Yesenia. “Finalmente, han decidido volver junto a su familia”.

FullSizeRender (1)

Que harán todas las personas que retornan una vez que lleguen a su país es una pregunta obligada. Algunos tienen muy claras sus prioridades e incluso han hecho planes, como es el caso de Yesenia, que quiere retomar sus estudios universitarios. Otros, sin embargo, sólo tienen claro que les gustaría hacer. “Quisiera montar algo, como una guardería o un negocio. Allí vendiendo empanadas se levanta una algo”, explica una mujer colombiana que ha preferido mantener su identidad oculta.

S.I, una mujer Argentina que retornó a principios de año a través del programa del Ministerio de Empleo, considera que el proceso de retorno ha mejorado significativamente la calidad de vida de ella y de sus hijas con respecto a su situación en España. Madre de tres niñas menores de edad, se quedó en la calle porque desahuciaron al amigo con el que estaba viviendo. Consiguió ubicar a sus hijas en casa de compañeras de colegio, pero ella durmió a la intemperie unos días. Acudió a una ONG para pedir el retorno voluntario, y dado que su caso era de extrema vulnerabilidad, fueron embarcadas en un vuelo lo antes posible. Ahora viven en casa de la hija mayor de la mujer que está trabajando en L’Orèal como asesora de perfumería.

Pese a que son muchos los inmigrantes que deciden volver a su país cuando su situación en España es desfavorable, otras personas prefieren quedarse e intentar prosperar aquí. Es el caso de Silvia y su marido: el banco les quitó la casa pero, tras veinticinco años en España, regresar no era una opción que se les pasara por la cabeza. “Hay que seguir adelante, no más”.

No hay comentarios, añade el tuyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comunicación – Globally
Comunicación – Globally
Colaboraciones
Portfolio
Colaboraciones
Diario de Ibiza
Portfolio
Diario de Ibiza
EcoIbiza
Portfolio
EcoIbiza
Infografías El Mundo
Portfolio
Infografías El Mundo
Especial: Primera Guerra Mundial – El Mundo
Portfolio
Especial: Primera Guerra Mundial – El Mundo
Being a journalist and not die trying
Portfolio
Being a journalist and not die trying

África San Esteban

g2 recortadaDurante el verano de 2016 trabajé como redactora en el Diario de Ibiza escribiendo sobre distintos temas, fundamentalmente actualidad, sociedad y cultura. Esta experiencia también me dio la oportunidad de entrevistar a personas muy interesantes de diferentes campos. Actualmente me encuentro en el departamento de Moda de la agencia Globally, realizando labores de comunicación y PR de marcas como Zadig&Voltaire, Intropia, Hackett, Piquadro, Peuterey, Gas Jeans, Molly Bracken, Ba&sh o Cheap Monday entre otras. Anteriormente, estuve en el departamento de Lifestyle de la misma agencia llevando la comunicación y organización de eventos de distintas marcas de Diageo Reserve.  Me gradué en Periodismo (bilingüe) en la Universidad Carlos III de Madrid en 2014 y en el Master of Sciences (M.S)  in Communication and Information Sciences, track in Data Journalism, en la Universidad de Tilburg (Holanda) en 2016. En este portfolio están algunos de mis trabajos, artículos e infografías así como el reportaje 'Retorno voluntario' sobre el regreso de latinoamericanos a sus países de origen. En él he entrevistado a personas en distintas situaciones respecto a la decisión de regresar a su país ante las dificultades que encontraron en España y a responsables del programa de retorno voluntario. El reportaje está dividido en secciones. ”Venir para volver” es el artículo principal con enlaces al contenido del resto de secciones.