“Si me fuera, no me adaptaría”

 

2016-06-10 04.58.06

“Actualmente no quiero volver a mi país porque aquí tengo una familia formada. Mis hijos han nacido aquí, ya están mayores y no es vida para ellos allá, porque en Perú la situación no está para darme un trabajo, una vivienda, no podría comprar una casa”. Silvia tiene claro que no quiere volver. Lleva en España veinticinco años, prácticamente los mismos que en su país. Retornar no es una de las primeras opciones que se te pasan por la cabeza si te va mal después de llevar tantos años aquí. Pero no siempre fue así: cuando llegó a España en 1991, si hubiera tenido la oportunidad, habría vuelto a su país sin pensarlo.

Silvia llegó con veinticuatro años a Madrid y lo hizo en contra de su voluntad. Ella estaba bien en Perú, trabajaba de secretaria ejecutiva en la empresa MAN, que exportaba repuestos de vehículos de Alemania. “No estaba mal porque ganaba en dólares y en ese momento estaba buena la divisa”. Pero todo cambió cuando uno de sus hermanos se fue a vivir a España. No se adaptó bien al país y se sentía solo por lo que sus padres pensaron que necesitaba a alguien de la familia con él. “De seis hermanos que quedábamos allí, salió por sorteo que tenía que venir yo. Dejé todo mi trabajo apartado y me vine”.

Su llegada a España no fue fácil: no podía vivir donde estaba su hermano y le tocó dormir a la intemperie más de un día.

“Cuando llegué a España me sentí extraña porque era otro país. Para mí era otro mundo. Sentía que había gente que te miraba con cierta rareza, gente que también te insultaba cuando te subías al metro. Eso me hacía sentir mal, me ponía a llorar, ¿por qué me trataban así?”. Le cambia la expresión de la cara recordando lo ocurrido. Su gesto no es rabia, más bien de asombro, como si siguiera sin creérselo.

Salió por sorteo que tenía que venir yo

Con el paso del tiempo sintió que fue adaptándose al país y conoció a gente que le fue ayudando mucho. Actualmente trabaja como empleada del hogar, a lo que se ha dedicado principalmente todos estos años. Reconoce que no le fue fácil encontrar trabajo cuando llegó a España. “El trabajo lo conseguí a través de la ‘amnistía’ que salió en junio de 1991”. Cuando habla de ‘amnistía’, se refiere al proceso de regularización extraordinaria de los inmigrantes que estaban ilegales en España que se realizó ese año. “Me regularizaron los papeles y la Iglesia me ayudó muchísimo a conseguir mi primer trabajo, que fue cuidando unos niños”. A partir de ese momento ha trabajado de forma ininterrumpida todos estos años: “hago horas, limpio casas, oficinas y ahora mismo también cuido unos niños”,  aunque bien es cierto que a partir de la crisis ha notado que han mermado las horas de trabajo y que algunos días no tenía nada, pero nunca han sido períodos largos.

La crisis la notó duramente en otro ámbito que no es el laboral: el banco le quitó la casa que compró junto a su marido. Silvia lo recuerda como un momento traumático y pensar en ello todavía le entristece. “Fue horrible” recuerda.

Cuando tuvieron que dejar la casa se fueron de alquiler a un piso en Santa Eugenia. Pasaron por otro piso más hasta instalarse definitivamente en Alcobendas, donde residen de forma estable.

Pese a todo nunca se plantearon retornar. ”No, para nada, seguir adelante no más”.  Sus hijos son la principal razón por la que nunca se han planteado volver, ya que han nacido en España y no tienen ningún vínculo con Perú. Sí reconoce que le gustaría volver de visita por estar con su madre, que es mayor. Se apena al pensar que lleva dieciocho años sin verla, pero no tiene suficiente dinero para pagarse un vuelo.” Sé que tengo a mi madre allá y con lo que yo pueda ganar aquí le mando su propina y sé que le alcanza para medicinas y, hasta para poder pagar sus gastos. Me gustaría irme, pero para visitarla quince días. Para quedarme definitivamente no, ya tengo a mis hijos”

Detalle anillo

No hay comentarios, añade el tuyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comunicación – Globally
Comunicación – Globally
Colaboraciones
Portfolio
Colaboraciones
Diario de Ibiza
Portfolio
Diario de Ibiza
EcoIbiza
Portfolio
EcoIbiza
Infografías El Mundo
Portfolio
Infografías El Mundo
Especial: Primera Guerra Mundial – El Mundo
Portfolio
Especial: Primera Guerra Mundial – El Mundo
Being a journalist and not die trying
Portfolio
Being a journalist and not die trying

África San Esteban

g2 recortadaDurante el verano de 2016 trabajé como redactora en el Diario de Ibiza escribiendo sobre distintos temas, fundamentalmente actualidad, sociedad y cultura. Esta experiencia también me dio la oportunidad de entrevistar a personas muy interesantes de diferentes campos. Actualmente me encuentro en el departamento de Moda de la agencia Globally, realizando labores de comunicación y PR de marcas como Zadig&Voltaire, Intropia, Hackett, Piquadro, Peuterey, Gas Jeans, Molly Bracken, Ba&sh o Cheap Monday entre otras. Anteriormente, estuve en el departamento de Lifestyle de la misma agencia llevando la comunicación y organización de eventos de distintas marcas de Diageo Reserve.  Me gradué en Periodismo (bilingüe) en la Universidad Carlos III de Madrid en 2014 y en el Master of Sciences (M.S)  in Communication and Information Sciences, track in Data Journalism, en la Universidad de Tilburg (Holanda) en 2016. En este portfolio están algunos de mis trabajos, artículos e infografías así como el reportaje 'Retorno voluntario' sobre el regreso de latinoamericanos a sus países de origen. En él he entrevistado a personas en distintas situaciones respecto a la decisión de regresar a su país ante las dificultades que encontraron en España y a responsables del programa de retorno voluntario. El reportaje está dividido en secciones. ”Venir para volver” es el artículo principal con enlaces al contenido del resto de secciones.