Colaboraciones

Mandrágora Films – 17/06/2017

‘Snowfall’. Nieva en California

Estados Unidos, mediados de los años 80. El crack inunda las calles de las principales ciudades del país, especialmente los suburbios de la ciudad de Los Ángeles. Su rápida propagación parecía inevitable: se vendía a precios irrisorios (se podía llegar a conseguir una dosis por dos dólares y medio) y era una de las drogas más adictivas del mercado. Esta combinación explosiva desencadenó la llamada “epidemia del crack” que afectó especialmente a las comunidades negras más pobres.

En este contexto se desarrolla Snowfall, la nueva propuesta de HBO y FX Productions que se estrena el 6 de julio y a cuyo preestreno este miércoles tuvieron la cortesía de invitarnos –parecemos gente seria–. Con la aparición del crack en Los Ángeles como telón de fondo, la serie recorre la vida de cuatro personajes a través de tres historias que van mostrando el impacto de este fenómeno desde diferentes ángulos.

Snowfall

Por un lado tenemos a Franklin Saint (Damson Idris), un joven afroamericano –de estos caen bien desde el primer momento– que por casualidades del destino y de un amigo buscando impresionar a su ligue, acaba adentrándose de lleno en el tráfico de cocaína.

Por otro a Teddy McDonald (Carter Hudson), un agente de la CIA, que mientras se intuye que huye de un pasado más o menos oscuro, termina inmerso en una operación no oficial para financiar a los Contras nicaragüenses. Con esta trama quieren dejar claro que aunque se trate de una serie de ficción, el grueso de la misma está basada en hechos reales. Para quien no esté familiarizado con este tema, la CIA, durante el gobierno de Ronald Reagan, permitió a los narcos la venta de crack a cambio de apoyo armamentístico a los Contra, la fuerza paramilitar que luchaba contra los sandinistas que pusieron fin a la dictadura de la familia Somoza en Nicaragua.

Y por último, y poniendo el inevitable toque latino a una historia sobre drogas, aparecen Lucía Villanueva (Emily Ríos) y Gustavo Zapata (Sergio Peris-Mencheta), la hija de un jefe del crimen organizado mexicano y un luchador chicano al que Lucía involucra en la lucha de poder de su familia.

Precisamente este último, Peris-Mencheta, se desplazó al preestreno del primer capítulo en el Cine de la Prensa para hablarnos de Snowfall en lo que acabó aproximándose más a una masterclass sobre “¿Qué te puede pasar rodando una serie para HBO?” y cuya conclusión fue: de todo. Para poneros en contexto, el piloto que veréis el 6 de julio –o eso espero– es el segundo que se grabó, ya que FX se cargó el primero sin importarle los 10 millones de dólares que costó. Pero eso es lo de menos (el dinero parece que les sobra), teniendo en cuenta que se llevaron por delante a 32 de los 35 actores, al director y a los guionistas. Sergio fue uno de los tres que sobrevivió a esta masacre, no sin antes volver a audicionar para el mismo papel que ya consiguió en su momento y de llegar a pesar 108 kg para estar a la altura del apodo por el que se le conoce en el ring, “El Oso”. Unos jovencísimos directores belgas, Adil El Arbi y Bilall Fallah (Black, 2015) tomaron el relevo con un gran resultado técnico.

Aunque se trate de una serie sobre drogas, que tanto se estila últimamente, poco o nada tiene que ver con encarnizadas luchas entre cárteles al estilo de Narcos. Con una estética muy cuidada y lograda, los 50 minutos que dura cada episodio permitirán al espectador descubrir cómo fue la epidemia del crack desde su impacto en la sociedad. Mención especial a su banda sonora con clásicos como “Guajira” de Santana o “The Ghetto” de Too $hort.

Leer en la web

No hay comentarios, añade el tuyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comunicación – Globally
Comunicación – Globally
Colaboraciones
Portfolio
Colaboraciones
Diario de Ibiza
Portfolio
Diario de Ibiza
EcoIbiza
Portfolio
EcoIbiza
Infografías El Mundo
Portfolio
Infografías El Mundo
Especial: Primera Guerra Mundial – El Mundo
Portfolio
Especial: Primera Guerra Mundial – El Mundo
Being a journalist and not die trying
Portfolio
Being a journalist and not die trying

África San Esteban

g2 recortadaDurante el verano de 2016 trabajé como redactora en el Diario de Ibiza escribiendo sobre distintos temas, fundamentalmente actualidad, sociedad y cultura. Esta experiencia también me dio la oportunidad de entrevistar a personas muy interesantes de diferentes campos. Actualmente me encuentro en el departamento de Moda de la agencia Globally, realizando labores de comunicación y PR de marcas como Zadig&Voltaire, Intropia, Hackett, Piquadro, Peuterey, Gas Jeans, Molly Bracken, Ba&sh o Cheap Monday entre otras. Anteriormente, estuve en el departamento de Lifestyle de la misma agencia llevando la comunicación y organización de eventos de distintas marcas de Diageo Reserve.  Me gradué en Periodismo (bilingüe) en la Universidad Carlos III de Madrid en 2014 y en el Master of Sciences (M.S)  in Communication and Information Sciences, track in Data Journalism, en la Universidad de Tilburg (Holanda) en 2016. En este portfolio están algunos de mis trabajos, artículos e infografías así como el reportaje 'Retorno voluntario' sobre el regreso de latinoamericanos a sus países de origen. En él he entrevistado a personas en distintas situaciones respecto a la decisión de regresar a su país ante las dificultades que encontraron en España y a responsables del programa de retorno voluntario. El reportaje está dividido en secciones. ”Venir para volver” es el artículo principal con enlaces al contenido del resto de secciones.